En invierno parece que da más pereza, pero en cuanto la temperatura se suaviza un poco, los licuados se convierten en un indispensable para el desayuno.

Este me ha encantado porque tenía la cantidad de apio y remolacha suficiente para aportar sabor, sin enmascarar el de […]