A veces hago calabacines o berenjenas rellenos, así que para variar se me ocurrió utilizar cebollas aprovechando un error logístico a la hora de la compra. No tenía pensado hacer una salsa, pero quedaba de otras comidas en el frigorífico algo de leche de coco y un par de tomates rehidratándose. Pensé que a lo mejor quedaban bien…

Receta sin almidón de cebollas rellenas sobre salsa de coco y cúrcuma

Ingredientes
  • 5 cebollas
  • 250 g de carne picada ecológica (potro en este caso)
  • 2 pimientos verdes de freir
  • pimiento rojo
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 diente de ajo
  • orégano
  • perejil
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal marina sin refinar
… y para la salsa
  • 100 ml aprox. de leche de coco
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 2 tomates deshidratados rehidratados en ½ vaso de agua
  • orégano
  • sal marina sin refinar
Preparación
  1. Siempre que cocino carne (y en especial carne picada) me gusta prepararla unas horas antes añadiéndole sal, ajo picado, perejil y aceite de oliva virgen extra. No es el caso, pero suelo añadir también pimienta y alguna especia o hierba aromática.
  2. ¡Prepararse para llorar! Pelamos las cebollas y cortamos la parte superior por la que con cuidado, extraemos las capas interiores. Vamos vaciándolas hasta dejar una pared de 1 cm aproximadamente. La cebolla “desechada” la podemos conservar en un recipiente para otra receta.
  3. Ponemos las cebollas en una bandeja y las untamos con aceite de oliva. Las metemos al horno (creo que yo las puse a 150º durante el tiempo que tardé en preparar el relleno: unos 15 minutos).
  4. Picamos los pimientos y el calabacín y los rehogamos en una sartén. Cuando casi están cocinados añadimos el orégano y la carne y revolvemos bien para mezclarlo. Salamos y probamos cómo va.
  5. Sacamos las cebollas del horno y con la ayuda de una cucharilla las rellenamos con la mezcla. Volvemos a meter al horno unos 10 – 15 minutos y mientras se terminan de hacer, vamos preparando la salsa.
  6. Añadimos un poquito de aceite de oliva en una sartén y sofreímos el tomate rehidratado previamente picado. Vertemos después la leche de coco y la media cucharadita de cúrcuma. Dejamos a fuego lento que vaya reduciendo.
  7. Cuando las cebollas están cocinadas, las sacamos del horno, emplatamos, salseamos y a comer.

Receta sin almidón de cebollas rellenas sobre salsa de coco y cúrcuma

La cebolla extraída en el paso 2, puede utilizarse para el mismo relleno, pero como había picado bastante pimiento y calabacín y además era bastante carne, preferí hacerla por separado. Para darle un toque diferente le añadí salvia. Parte de ella la comí acompañando a las cebollas y otra parte, al día siguiente en una ensalada de espinacas. Muy rica.