Pello Zubiria, en la página Izorrategi relata su experiencia con la enfermedad y diversos tratamientos, incluida la dieta sin almidón. También señala algunos enlaces y lecturas de interés sobre las que me abalancé una vez “consumida” toda su web.

Fue mi punto de inicio. Me la descargué entera y la imprimí para leerla cómodamente en cualquier sitio. Me proporcionó unos cuantos viajes en autobús de lo más fructífero.

Pero sobre todo, tengo que agradecerle su apartado “manzanas para las crisis“. Por aquel entonces estaba en el brote más virulento que he tenido. No me voy a enrollar porque lo explico en “Mi experiencia con la espondilitis“, pero la “discreta” mejoría que supuso ese sencillo fin de semana me dió el empujón necesario para aferrarme a la dieta sin almidón.

Os recomiendo que le echéis un vistazo a todo el sitio, pero si tengo que destacar alguna sección más, además de la que acabo de hablaros serían:

¡Gracias Pello por todo ese trabajo de recopilación y por compartir tu experiencia!