Esta receta llevaba conmigo 2 o 3 años ¡y todavía sin probarla! Después de hacerlo, lo único que se me ocurre decir es que no tardaré mucho en volver a cocinar este “paté”. Buenísimo se queda corto.

Gracias Caio ; -)

Paté de pimiento sin almidón

Ingredientes
  • 4 o 5 pimientos del piquillo o 2 pimientos morrones
  • 200 g de almendras crudas molidas
  • 5 dientes de ajo
  • 6 cucharadas de tomate triturado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • ½ vaso de aceite de oliva virgen extra
  • orégano
  • sal marina sin refinar
Elaboración
  1. Echamos el aceite en un cazo y lo ponemos a fuego medio. Cuando esté caliente, añadimos los ajos partidos en 3 o 4 partes. Rehogamos.
  2. Cuando los ajos comiencen a estar dorados, añadimos los pimientos cortados en tiras, el orégano y la sal. Yo opté por los pimientos del piquillo. Si te decides por el pimiento morrón tendrás que asarlo y pelarlo primero. Dejamos durante 5 minutos que hagan “chup chup”.
  3. Añadimos las 6 cucharadas de tomate triturado (literalmente lo hice con tomate picado con la batidora) y la cucharadita de pimentón. Mezclamos y dejamos cocer 2 minutos.
  4. Por último, incorporamos la almendra molida y removemos bien durante 2 minutos para que ligue.
  5. Trituramos con la batidora, lo ponemos en un recipiente y cuando esté frío, lo llevamos al frigorífico.

Caio me comentó que puede tenerse en el frigorífico hasta 10 días sin problema. Aunque si os gusta tanto como a mi, seguro que no os dura tanto.

Está muy rico untado sobre el pan de almendras (aunque por ingredientes os suene algo redundante)…

Paté de pimientos sobre pan de almendras

… o acompañando un poquito de merluza a la plancha por ejemplo (los “verdes” son tiras de calabacín crudo y alga wakame aliñados con un poco de tamari + aceite de sésamo).

Merluza a la plancha con paté de pimientos, calabacín crudo y alga wakame