Carol Sinclair defiende la dieta baja en almidón como medio para minimizar y puede que incluso evitar los síntomas del síndrome del colon irritable y enfermedades artríticas como la espondilitis anquilosante.

Descubrió a lo largo de los años que evitando el almidón, sus problemas intestinales desaparecían y con ellos, sus molestias articulares. De hecho, Carol descubrió después que también era espondilítica.

En su libro, describe cómo era su vida y su relación con su enfermedad, qué es el almidón, qué alimentos lo contienen, qué se puede comer… En la parte final del libro comparte algunas recetas sin almidón para animarnos con la dieta.

Lamentablemente su página desde la que compré el libre ya no está disponible, pero buscando en google podéis encontrarlo fácilmente. Cuando lo compré hace 4 años no estaba traducido al español.