El alimento no tiene valor nutritivo por sí mismo,. Sólo lo tiene en función del tubo digestivo que va a recibirlo.

¿Qué nos está pasando?

Falta de energía

Cansancio, fatiga, apatía, falta de motivación, dificultad para concentrarse, problemas de memoria, alteraciones del estado de ánimo…

Problemas digestivos

Digestiones pesadas e interminables, reflujo, ardor, hinchazón abdominal, gases, estreñimiento, diarrea, SIBO u otro tipo de disbiosis…

Alteraciones hormonales

Hiper e hipotiroidismo, dificultades en el control de la glucemia, problemas con el ciclo menstrual (dolor o dismenorrea, amenorrea, fertilidad…)

Dolor
crónico

Dolor de cabeza y migrañas, dolor articular, muscular, intestinal… Pero también dolor emocional, por soledad, por no llegar, por no ser o no encajar…

Enfermedades crónicas

Asma, alergias, síndrome metabólico, autoinmunes (Hashimoto, celiaquía, diabetes I, espondilitis, colitis ulcerosa, Crohn, artritis reumatoide…), cáncer…

Vivir de un modo incoherente a lo que nuestra fisiología necesita, no nos sale gratis y nuestro cuerpo nos lo comunica a través de síntomas que no son otra cosa que llamadas de socorro. Si la idea de sólamente paliar tu malestar no acaba de encajarte, si quieres abordar tu salud desde su origen y que se tenga en cuenta tu historia y circunstancias particulares, me encantaría acompañarte.

Pedir consulta con Luisa Ferreiro

Soy Luisa Ferreiro

Dietista (col. 2383 COPTESSCV). Bioquímica. Psiconeuroinmunología clínica (PNI).

Me han traído hasta aquí mi propia experiencia con sus numerosos (y valiosísimos) errores, la necesidad de seguir aprendiendo, el deseo de ayudar a otras personas, un puntito de inconformismo o simplemente la creencia de que se puede pensar y hacer las cosas de otra manera.

Mi experiencia con lo autoinmune

Últimas recetas sin almidón publicadas